Una dieta apta para colon irritable ayuda a reducir las molestias causadas por intolerancias alimentarias

Una dieta apta para colon irritable contribuye a mejorar las típicas molestias digestivas en caso de intolerancias alimentarias mejora la calidad de vida del paciente afectado y le permite disfrutar sin problemas de su vida diaria. El colon irritable, con flatulencias, dolores de estómago, diarrea y estreñimiento, se considera una gran carga. Con frecuencia, adaptar el tipo de alimentación y recurrir a suplementos nutricionales como Fructo Biotic permiten alcanzar una notable mejora de las molestias.

La intolerancia a la fructosa y la intolerancia a los denominados FODMAP (diferentes hidratos de carbono) son intolerancias que afectan también al tracto digestivo y que pueden provocar los mismos síntomas que el colon irritable. Para disminuir las molestias o, en el caso ideal, para eliminarlas por completo, es conveniente recurrir a la dieta fodmap.

El principal causante del colon irritable, tanto sea para los que sufren de fodmap o de intolerancia a la fructosa es que el intestino delgado no es capaz de absorber todos los hidratos de carbono y facilitárselos al cuerpo en forma de nutrientes. Las causas son diversas. Algunos afectados tienen un déficit de moléculas transportadoras, a otros les faltan las correspondientes enzimas. Pero el mecanismo es el mismo: en vez de ser procesados en el intestino delgado, los hidratos de carbono llegan al intestino grueso.
Allí, las bacterias intestinales los descomponen mediante un proceso de fermentación. La fermentación de los hidratos de carbono genera gases. Estos gases son la causa de las flatulencias y los calambres estomacales y pueden provocar malestar y náuseas. A esto se suma que la fructosa y algunos hidratos de carbono (FODMAP) tienen un efecto osmótico. Llevan agua al intestino, provocando diarrea o heces poco consistentes.

La dieta baja en fodmap o apta para colon irritable es un tipo de alimentación que elimina determinados hidratos de carbono del menú. El paciente que sigue esta dieta renuncia a la lactosa, la fructosa y determinados polisacáridos, entre otros.

En personas con tendencia a la intolerancia, los alimentos ricos en FODMAP provocan las típicas molestias del tracto digestivo. Sobre todo si el intestino de la persona afectada ya presentaba daños previos o cuando existe una intolerancia individual, quizá incluso constitucional.

Disfrutar de alimentos aptos a FODMAP a pesar de un colon irritable

Los alimentos fodmap que son una alternativa saludable para aquellas personas que deben renunciar a la lactosa, la fructosa y determinados polisacáridos, entre otros.

Frusano ofrece numerosos productos para una dieta fodmap variada y sana. Cuando a Ulf Herrmann, director general de Frusano, se le diagnosticó una malabsorción de fructosa en febrero de 2005, apenas pudo encontrar alimentos sin fructosa. Pero no quería renunciar por completo a los dulces saludables, por lo que en 2006 fundó la empresa Frusano. Desde entonces, es decir, desde antes de que existiera el concepto de fodmap en su forma actual, Frusano produce alimentos fodmap. Los niveles de azúcar y los ingredientes de todos los productos Frusano se encuentran incluso muy por debajo de los actuales estándares de fodmap.

Los productos propios de Frusano están edulcorados con un jarabe de glucosa sin fructosa, con un contenido de maltosa que mejora el sabor y es más sano que la glucosa pura.

Todos los productos Frusano se producen de la forma más natural posible. No contienen fructosa ni lactosa, tampoco edulcorantes ni indigestos polisacáridos. Por lo tanto, cumplen todos los requisitos impuestos a los alimentos fodmap. Esto significa que son alimentos de alta calidad perfectos para pacientes con una dieta fodmap y, por lo tanto, una dieta apta para colon irritable.