Intolerancia a la Fructosa

Mucha gente cree que intolerancia a la fructosa es significado de dejar muchas cosas. Y si, hay muchos alimentos que contienen fructosa y son problemáticos. Pero hay, por otro lado, muchas maneras de comer saludablemente sin fructosa. Aunque la intolerancia a la fructosa no tiene cura, aquellos que estan afectados per ella, pueden terminar habituandose y no tienen porque reducir su calidad de vida. Para la mayoría de los alimentos, hay alternativas bajas en fructosa e incluso sin ella.

¿Que es exactamente intolerancia a la fructosa?

¿Cuales son los sintomas? ¿Significa que no puedes volver a comer ningún tipo de fruta? ¿Como puedes ajustar tu dieta? Primero, debemos diferenciar entre dos: Malabsorción a la Fructosa y Intolerancia Hereditaria a la Fructosa.

Malabsorción a la Fructosa

También conocida como Intolerancia Dietética a la Fructosa. Debido a que los síntomas a menudo son difusos, la intolerancia a la fructosa a menudo se diagnostica erróneamente como síndrome del intestino irritable.

Una prueba de respiración H2 puede proporcionar hallazgos exactos. En primer lugar, sin embargo, se debe aclarar si hay Intolerancia Hereditaria a la Fructosa (IHF) o no, ya que la prueba del aliento podría representar un alto riesgo.

Intolerancia Hereditaria a la Fructosa (IHF)

IHF es un error inusual muy raro del metabolismo de la fructosa. Puede provocar daños hepáticos y renales graves, así como hipoglucemia. La Intolerancia Hereditaria a la Fructosa es mucho más grave que la malabsorción de fructosa.

¿Donde encontramos la fructosa?

Para aquellos afectados por la intolerancia a la fructosa, es importante saber qué contiene fructosa. En la naturaleza, se puede encontrar en casi todas las frutas, verduras y granos. Ningún alimento natural esta completamente libre de fructosa, pero el porcentaje real puede ser muy diferente. Es posible comer saludablemente con una dieta baja en fructosa. El nivel de tolerancia (o intolerancia) es diferente para cada individuo y debe ser descubierto por cada persona por su cuenta. El contenido de fructosa de los alimentos individuales se puede encontrar en las tablas.

El mayor malentendido acerca de la Intolerancia a la Fructosa es que la fructosa solo se encuentra en las frutas. Sin embargo, la fructosa es también un componente del disacárido sacarosa, que se encuentra en muchos alimentos en forma de azúcar refinada. 100 g de azúcar contienen aproximadamente 50 g de fructosa y 50 g de glucosa.
Los alimentos fabricados industrialmente también a menudo contienen azúcar, a pesar de que no tienen un sabor dulce. Eso significa que las personas con intolerancia a la fructosa deben tener mucho cuidado con lo que comen. Puede encontrar más información sobre el contenido de fructosa de nuestros
 ‘Productos’.