¿Qué se considera una intolerancia a la fructosa?

Las intolerancias son bastante habituales en nuestra sociedad. La intolerancia a la fructosa, en particular, se ha convertido en un problema importante para muchos de nosotros.

¿Pero qué es exactamente la intolerancia a la fructosa?

La intolerancia a la fructosa es precisamente eso: no se tolera la fructosa. Mucha gente puede pensar que se puede resolver simplemente dejando la fruta. Pero, lamentablemente, encontramos fructosa en muchos más alimentos de los que pudiéramos pensar.

Las verduras y los cereales también contienen fructosa, y no olvidemos el azúcar que usamos en nuestra vida diaria, la sacarosa. Estos elementos aparecen en muchos dulces y bebidas azucaradas. Y esto se convierte en un gran problema cuando se intenta mantener una dieta saludable.

Por esa razón se fundó Frusano. Queremos hacer más fácil la vida a las personas intolerantes a la fructosa. Primero comenzamos analizando los productos para conocer su contenido de fructosa para después desarrollar nuestros propios productos. Hoy en día, ofrecemos una amplia variedad de productos sin fructosa que le ayudan a llevar una vida sana.

La intolerancia a la fructosa no tiene cura. Hasta el momento, no existen medicamentos para tratar la intolerancia a la fructosa. Muchos pacientes con HFI (intolerancia hereditaria a la fructosa) sienten una aversión natural a las verduras, frutas y dulces, lo que les protege de ingerir fructosa. Gracias a esto ya están más acostumbrados a llevar una vida sin restricciones, a pesar de su intolerancia a la fructosa.
Pero, obviamente, no es igual para todos. Las personas que no han padecido intolerancia a la fructosa durante toda su vida y han disfrutado de los dulces hasta el momento de padecer la enfermedad suelen tener problemas con una dieta baja en fructosa o incluso sin fructosa.

A diferencia del tipo uno (intolerancia intestinal a la fructosa), una dieta baja en fructosa no es suficiente para la intolerancia del tipo dos (intolerancia hereditaria a la fructosa). Es muy importante eliminar por completo la fructosa de la dieta, es decir, ingerir menos de un gramo de fructosa al día. Esto hace que comer resulte muy estresante y tiene un gran impacto en la calidad de vida de las personas afectadas.

Cómo identificar los síntomas de la intolerancia a la fructosa

No todas las intolerancias a la fructosa son iguales. Existen dos tipos de intolerancia, que difieren tanto en la causa como en sus síntomas:

  • Intolerancia intestinal a la fructosa
    También conocida como malabsorción de fructosa. Este tipo de intolerancia se debe a un sistema de transporte deficiente en el intestino delgado.
  • Intolerancia hereditaria a la fructosa (HFI)
    Este tipo de intolerancia es menos frecuente. En este caso, la intolerancia se debe a una deficiencia en el metabolismo de la fructosa.

Intolerancia al sorbitol:

Las personas que padecen este tipo de intolerancia no digieren el alcohol del azúcar de la fructosa. El sorbitol también está presente en algunas frutas, así como en productos bajos en calorías que utilizan otros tipos de edulcorantes.

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia a la fructosa y cómo podemos saber si somos intolerantes?

La intolerancia a la fructosa generalmente se manifiesta con los siguientes síntomas:

  • Diarrea
  • Sonidos estomacales
  • Dolores de cabeza
  • Estreñimiento
  • Flatulencias
  • Dolores
  • Apetito por alimentos dulces
  • Halitosis
  • Dolores de estómago

En los casos de intolerancia hereditaria a la fructosa, el cumplimiento de una dieta adecuada es sumamente importante, ya que este tipo de intolerancia puede provocar daños orgánicos en los riñones y el hígado. El segundo tipo de intolerancia (la malabsorción de la fructosa), en cambio, no es perjudicial para los órganos. Simplemente causa síntomas incómodos.

Vivir con intolerancia a la fructosa

Llevar una vida sin fructosa es prácticamente imposible. Por eso es importante reducir la cantidad de fructosa que ingerimos. Los productos de Frusano son muy recomendados para llevar este tipo de dieta.
Para vivir sin el sufrimiento que supone la intolerancia a la fructosa, es necesario eliminar de la dieta algunos tipos de azúcar.

Esto incluye:

  • La fructosa
    El contenido de fructosa en la mayoría de las frutas, verduras y cereales difiere mucho de un alimento a otro. Por eso es de gran ayuda disponer de tablas de contenidos de fructosa en los alimentos en las que poder consultar el contenido de fructosa de ciertos productos.
  • El sorbitol

La tolerancia a la fructosa varía mucho de una persona a otra. Algunas personas solo toleran 1 g al día, mientras que otras pueden ingerir hasta 50 g al día sin mostrar ningún síntoma. En cualquier caso, mantener el azúcar lejos de nuestra dieta es la mejor manera de prevenir el problema.

Pero las frutas y verduras son alimentos esenciales para el cuerpo humano. En este sentido, conviene seguir las siguientes reglas:

  1. Diga no a la fructosa de los dulces.
  2. Diga sí a las frutas y verduras que contienen pequeñas cantidades de fructosa.

En general, no debería tener ningún problema con los productos bajos en fructosa de Frusano. No obstante, si su nivel de tolerancia es muy bajo, compruebe el contenido de nuestros productos y elija los que tengan una menor cantidad de fructosa.

Pero la intolerancia a la fructosa no es la única intolerancia que padece el ser humano. Además de la intolerancia a la fructosa, existen muchas otras intolerancias con las que se puede vivir fácilmente gracias a nuestros productos.

Frusano endulza todos sus productos con maltosa y dextrosa y produce edulcorantes alternativos, chocolate sin fructosa, mermelada, muchos dulces, bebidas y muchos más productos aptos para personas que padecen intolerancia a la fructosa.

Esto le permitirá vivir y comer con normalidad, sin sentir ningún impacto en su calidad de vida. Muchos de nuestros productos no solo son bajos en fructosa o incluso totalmente libres de fructosa, también son aptos para veganos y no contienen gluten. También nos aseguramos de que el contenido de sorbitol sea extremadamente bajo.

Coma de manera saludable y viva una vida feliz con los productos de Frusano.