Intolerancia Hereditaria a la Fructosa (IHF)

La intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF) es un defecto congénito muy raro del metabolismo de la fructosa que resulta en hipoglucemia y daño grave de hígado y riñones. Los pacientes con HFI sufren síntomas graves, por lo general comienzan en su primer año de vida cuando se les da alimento suplementario. Un gran número, pero no todos ellos, pueden tener indisposiciones al comer cosas dulces (frutas o verduras). En contraste con la malabsorción de fructosa, una dieta baja en fructosa es inútil si alguien sufre de intolerancia a la fructosa; su consumo debe ser estrictamente libre de fructosa.

Las personas susceptibles de sufrir HFI deben ser advertidas para no realizar la prueba de aliento de hidrógeno antes de que se aclaren los factores sospechosos ya pueden ocurrir reacciones graves de hipoglucemia durante la prueba.

La intolerancia hereditaria a la fructosa puede, entre otras cosas, ser diagnosticada mediante análisis genético molecular.

Para obtener más información sobre los distintos tipos de azúcar / azúcares, consulte azúcares.