Síntomas de la intolerancia a la histamina

Los síntomas más comunes de la intolerancia a la histamina son:

  • dolor de cabeza,
  • migraña,
  • palpitaciones,
  • mareos,
  • cansancio,
  • problemas circulatorios,
  • flushing (enrojecimiento de la cara, el cuello y, en algunos casos, de la parte superior del cuerpo),
  • sarpullido,
  • picor,
  • hinchazón,
  • náuseas,
  • dolor de estómago,
  • flatulencia,
  • diarrea.

Dado que la intolerancia a la histamina es una pseudoalergia, los afectados pueden sufrir un shock anafiláctico en el peor de los casos.

La gama de síntomas es amplia, y estos síntomas pueden ser graves. A algunos enfermos les gotea la nariz después de comer alimentos ricos en histamina, mientras que otros sufren graves calambres abdominales y enormes problemas circulatorios.

Las siguientes páginas están relacionadas con este artículo:

¿Qué es la intolerancia a la histamina?

El diagnóstico de la intolerancia a la histamina

Tratamiento de la intolerancia a la histamina