Qué es una alergia alimentaria?

Las alergias alimentarias son relativamente comunes: según las encuestas, hasta el 20 por ciento de la población sufre de alergias alimentarias. Sin embargo, las alergias no se pueden confirmar con la misma frecuencia. En los estudios, los médicos han demostrado una tasa de alergia a los alimentos del 4,2 por ciento de los niños y el 3,7 por ciento de los adultos. Quizás esto se deba a que las personas con otros tipos de intolerancias alimentarias, como la Malabsorción a la Fructosa o Intolerancia a la Lactosamalinterpretan los síntomas y suponen erróneamente que padecen una alergia.

Los afectados por una alergia a los alimentos muestran una reacción alérgica entre unos minutos y dos horas después del consumo de un alimento crítico. Los síntomas pueden variar ampliamente.

Síntomas de alergia alimentaria incluyen:

  • Zonas rojizas y granitos alrededor de la boca
  • Hinchazón de la lengua y la boca
  • Ronchas en la lengua
  • Picor severo
  • Estornudos
  • Moqueo
  • Tos
  • Falta de aliento
  • Aumento de mocosidad en el tracto respiratorio
  • Gases
  • Diárrea
  • Vómitos
  • Nauseas
  • Estreñimiento

La reacción alérgica más temida es un shock anafiláctico, en el que la circulación falla. Ocurre muy raramente, pero puede ser potencialmente mortal. Por lo tanto, las personas alérgicas siempre deben llevar consigo un kit de emergencia.

No es solo la lista de síntomas posibles la que es larga. Las manifestaciones de las reacciones a un alimento también difieren enormemente. Muchas personas que sufren de alergias alimentarias, como la alergia al trigo, solo tienen una leve molestia y, por lo tanto, no necesitan ser tan cuidadosas con su dieta. Otros sufren tanto por una alergia alimentaria que tienen que ser extremadamente cuidadosos con lo que comen.

Excepto en casos extremadamete raros de choque anafiláctico los síntomas que desencadenan una alergia son inespecíficos y, a menudo, se superponen con los síntomas de otras intolerancias alimentarias, como la Malabsorción a la Fuctosa, Intolerancia a la Lactosa, o Celiaquía.

Por lo tanto, incluso si nota algunos de los síntomas mencionados anteriormente después de consumir ciertos alimentos, no necesariamente es alérgico. Se pueden concebir otras causas, como la falta de enzimas (por ejemplo, Intolerancia a la Lactosa), intolerancia a los hidratos de carbono (por ejemplo Intolerancia a la Fructosa o Intolerancia al Sorbitol), o una enfermedad autoimmune (Celiaquía). Algunas personas pueden autoconsiderarse personas alérgicas a los alimentos, pero en cambio nunca han sido diagnosticados. Esto podría explicar la gran brecha entre el autoinforme (alrededor del 20 por ciento de la población) y los casos reales de alergia (alrededor del 4 por ciento de la población).

Una pequeña esperanza para las personas alérgicas: a veces las alergias simplemente desaparecen. Este es a menudo el caso de los niños.

Ver también:

Causas de alergias alimentarias

Prevención de alergias alimentarias

Diagnóstico de alergias alimentarias

Therapia para alergias alimentarias