El diagnóstico de la intolerancia a la histamina

Hasta hoy, no existe una definición clara de la intolerancia a la histamina, lo cual dificulta el diagnóstico.

Además, los síntomas son inespecíficos. Muchos son similares a los de una alergia alimentaria, pero también hay similitudes con los síntomas de la malabsorción de la fructosa, la intolerancia a la lactosa y, a veces, con los síntomas de la enfermedad celíaca.

Anamnesis exhaustiva y diario de síntomas

La base del diagnóstico es una conversación exhaustiva con el médico sobre el estilo de vida, los hábitos alimentarios y los síntomas. Un diario de síntomas puede ser útil, sobre todo cuando el paciente ya tiene alguna sospecha sobre qué alimentos podrían ser los causantes de sus molestias. Es importante tener en cuenta la medicación que el paciente toma regularmente. Algunos medicamentos promueven la liberación de la propia histamina del cuerpo.

Dado que los síntomas son inespecíficos, el médico puede considerar otros diagnósticos además de la intolerancia a la histamina, por lo cual habrá que descartar alergias, mastocitosis, pero también otras intolerancias alimentarias.

Si, tras haber descartado otras causas, sigue habiendo sospechas de intolerancia a la histamina, se realizará una dieta de omisión seguida de una prueba de provocación.

La dieta de omisión como paso de diagnóstico

Durante dos a cuatro semanas, el paciente debe consumir la menor cantidad posible de histamina y llevar un diario de síntomas. Si los síntomas mejoran durante este tiempo, es un indicio de intolerancia a la histamina.

La prueba de provocación como paso de diagnóstico

El diagnóstico puede confirmarse mediante una prueba de provocación. En el mejor de los casos, se trata de una prueba controlada con placebo y a doble ciego, lo que significa que ni el paciente ni el evaluador saben cuándo el paciente realmente recibe histamina y cuándo se le administra un placebo. Sin embargo, al tratarse de un método bastante laborioso, se suele optar por otra vía: el paciente ingiere pequeñas cantidades de alimentos ricos en histamina. Si, a partir de una determinada carga de histamina, siente los síntomas conocidos, se considera que existe una intolerancia a la histamina. Esta provocación debe realizarse bajo supervisión médica, ya que no se puede descartar un shock anafiláctico.

Otros procedimientos de diagnóstico para la detección de la intolerancia a la histamina

Existen pruebas que pueden utilizarse para determinar la actividad de la enzima DAO. Estas pruebas tienen un valor limitado.

Las siguientes páginas están relacionadas con este artículo:

¿Qué es la intolerancia a la histamina?

Síntomas de la intolerancia a la histamina

Tratamiento de la intolerancia a la histamina