Terapia para Intolerancia a la Lactosa

Aquellos que sufren de intolerancia a la lactosa deben evitar los productos que contienen lactosa. Esta terapia es sin medicamentos, pero a menudo es difícil en nuestra cultura: la leche y los productos lácteos se encuentran entre los alimentos más populares y también son las fuentes de calcio más importantes ya que ayudan a prevenir la osteoporosis.

Por lo tanto, los expertos recomiendan no cambiar las dietas solo por sospecha de intolerancia a la lactosa, sino solo después de un diagnóstico médico.

Solamente unos pocos afectados deben evitar completamente la lactosa

Muchas personas con Intolerancia a la Lactosa pueden tolerar de diez a doce gramos de lactosa por día, lo que equivale a un vaso de leche. Sin embargo, la forma en que se absorbe esta cantidad también juega un papel importante. Beber un vaso de leche con el estómago vacío lleva a casi todas las personas con intolerancia a la lactosa a síntomas graves, como diarrea. La lactosa se tolera mejor cuando se toma con otros alimentos, por ejemplo durante una comida. Muchos pacientes informan que son capaces de tolerar cantidades más pequeñas a lo largo del día mejor que una porción más grande en una sola toma. Por lo tanto, es necesario probar la tolerancia personal para lactosa.

Nutrición para la Intolerancia a la Lactosa

Al principio, mantener una dieta baja en lactosa requiere un gran esfuerzo porque se necesita un conocimiento especial sobre la composición de los alimentos. No todos los productos lácteos son mal tolerados de igual forma: la leche contiene mucha lactosa (azúcar de la leche), al igual que la crema y el suero de leche. El queso joven también tiene un alto contenido de lactosa. El queso madurado, por otro lado, a menudo contiene muy poca lactosa. Lo mismo pasa con el yogur natural, ya que el azúcar de la leche se convierte en ácido láctico durante su producción.

Para las personas con intolerancia a la lactosa, es esencial prestar mucha atención a la dieta y estudiar las listas de ingredientes en los alimentos. La lactosa está oculta en muchos productos fabricados industrialmente. Por ejemplo, el chocolate a menudo tiene un alto contenido de azúcar de la leche. Los chocolates de Frusano son una excepción: todos están libres de lactosa. Sin embargo, además del chocolate y los productos lácteos, es importante prestar atención a todos los alimentos cuando se vive con intolerancia a la lactosa. Muchos productores de alimentos también agregan lactosa a productos cárnicos y salchichas, dulces, panes y pasteles, salsas, conservas y alimentos listos para el consumo, con el fin de cambiar la consistencia de sus alimentos. Los fabricantes deben indicar si sus productos contienen leche o productos lácteos como ingrediente, pero la cantidad no está clara en la mayoría de los casos. Como regla general, cuanto más abajo en la lista aparece un ingrediente, menor es su participación en el producto.

Productos sin lactosa lo hacen más fácil

La gran cantidad de productos sin lactosa en los líneales de los supermercados y tiendas especializadas hace que sea más fácil para las personas con intolerancia a la lactosa; ya que la terapia de la intolerancia a la lactosa consiste en prescindir de alimentos con un alto contenido de lactosa. Sin embargo, el término "sin lactosa" lamentablemente no está regulado por la ley. La mayoría de los productos etiquetados como "sin lactosa" contienen menos de 0.1 gramos de lactosa por 100 g. Hay productos, como es el caso de los productos Frusano, que especifican la cantidad de lactosa en cada producto.

Aquí encontrará una lista de productos in lactosa de Frusano:

La medicación también se puede usar para controlar la lactosa. Sin embargo, esto rara vez es un problema, ya que la mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa aún pueden tolerar pequeñas cantidades de lactosa.

Una terapia a considerar: suplementos de lactasa

En casa, el cambio en la alimentación generalmente funciona bien. Sin embargo, fuera de la casa, por ejemplo, en restaurantes o viajando, puede ser difícil mantener una dieta baja en lactosa. En tales casos, muchos pacientes usan suplementos orales de lactasa. Están disponibles en farmacias y tiendas especializadas. La dosis debe basarse en la cantidad de lactosa tomada.

Ver también:

¿Qué es la Intolerancia a la Lactosa?

Síntomas de la Intolerancia a la Lactosa

Diagnóstico para Intolerancia a la Lactosa